Si existe una red social que pueda arder en llamas, esa es Twitter. Y fíjate que hace tiempo hubo gente que pronunció su muerte, pero no. Lo que pasa es que no todo el mundo la entiende y tienes que saber cómo funciona la red del pajarito azul para saber moverte en esta cruda selva. Y los que la entienden, no es que les guste, es que la aman.

Por tanto, si quieres que tu marca sepa manejarse en esta red social, lee este post que te voy a dar el poder del fuego para que te conviertas en otro fiel de Twitter.

¿Qué es Twitter y para qué lo quiero?

Veamos qué es esto de Twitter, que habréis flipado un poco con lo de la selva y el fuego. Pero aquel que sea usuario activo de esta red social a nivel personal, sabe bien de lo que hablo. Pero bueno, vamos con el tecnicismo que también es necesario.

Twitter es una aplicación web gratuita de microblogging donde los usuarios comparten opiniones y comentarios a través de tweets. Es un poco blog, red social y mensajes momentáneos. Una mezcla perfecta para comunicarte con personas que comparten gustos, aficiones y valores afines a los tuyos, o no, que por eso es la red social enjambre de los haters.

Puedes acceder de manera instantánea a las publicaciones de los usuarios y prácticamente se ha convertido en un medio de comunicación donde se habla de actualidad y tendencias instantáneamente, creándose una comunidad que debate y opina sobre los temas que le interesan. Pero también hay otra cosa que caracteriza a esta red social, y por la que se ha convertido en la máxima representación de la marca España, los memes. Y esto es así, este tipo de humor nació en la red del pajarito azul.

De hecho, si tengo que definir Twitter como concepto sería algo así como una exitosa relación de amor-odio. Y los miembros de esa relación son tuiteros que lo usan como medio informativo, otros que lo utilizan para opinar y debatir sobre temas concretos y algunos que lo tienen como un espacio creativo donde divertirse. Y por supuesto, otros para que su negocio tenga más éxito.

¿Y qué puede aportar Twitter a tu marca?

Pues, aunque parezca mentira, mucho. Y perdóname si te he metido un poquito de miedo con eso de los haters, pero la realidad es que no puedo mentirte. Twitter no es ni para todo el mundo ni para todas las marcas y en marketing no nos cansamos de decirlo. Por eso es tan importante entender realmente cómo funciona para saber si te sirve a ti como marca. Ahora, como sepas moverte bien, puede ser una maravilla, oye.

Por tanto, ¿qué beneficios te puede dar una cuenta profesional de Twitter para tu marca?

  1. Mejora y potencia la imagen de tu marca.
  2. Le das personalidad a tu marca con un tono de voz que la caracteriza.
  3. Puedes encontrar a tu público objetivo, comunicarte directamente con él y conectar con tu audiencia creando una buena relación.
  4. Puedes tener un gran alcance si publicas contenido de calidad, llegando a aumentar tu audiencia de una forma considerable.
  5. Tienes la posibilidad de incrementar el tráfico a tu página web, lo cual puede contribuir positivamente a los objetivos de tu negocio.
  6. Es una herramienta genial para entrar en conversación con los usuarios, tanto profesionales como clientes y para seguir las tendencias del momento. Además, sirve también para mantenerte informado de la actualidad e incluso para averiguar qué le preocupa y que le gusta a tu audiencia.

¿Cómo funciona Twitter?

La verdad es que es bastante sencillo. Y para empezar, tienes que saber que sus publicaciones solo permiten 280 caracteres, por el momento. Aquí tienes que perfeccionar tu capacidad de comunicarte y saber sintetizar tu mensaje. Y quien sabe comunicarse entiende que no hacen falta muchas palabras para que llegue el mensaje con la intención qué deseas. De hecho, es mucho más efectivo comunicarte de una forma concisa y clara que con largas parrafadas.

Para aterrizar en Twitter, voy a exponerte algunas fases que deberías seguir si quieres hacerlo bien, que esto no es llegar y ale. Así que bueno, estas son:

  • Observa el terreno antes de adentrarte en la selva. Básicamente, analiza lo que hacen otros usuarios, qué hacen otras cuentas profesionales y, sobre todo, tu competencia. Esto te ayudará a averiguar cómo empezar a comunicarte y qué tipo de cosas publicar.
  • Apréndete los conceptos de Twitter. Más que nada, porque es de lógica que conozcas la terminología si quieres usarla bien. (Te pongo el glosario más abajo, no te preocupes).
  • Ahora, crea una cuenta con el nombre de tu marca y oriéntalo hacia la optimización SEO, social y tu imagen de marca.
  • También es interesante que te formes para desarrollar una buena estrategia social media y saber cómo tienes que comportarte en Twitter según las características de tu audiencia y tu buyer persona. No te resultará válido publicar cualquier tipo de contenido. Tienes que saber perfectamente el tono que vas a usar, qué territorios vas a tocar y qué le vas a contar a tu público.
  • Hazte varias preguntas para orientar tus objetivos, es decir, marca la hoja de ruta que quieres seguir para desarrollar tu estrategia social media: ¿qué pretendes conseguir? ¿por qué quieres conseguir ese resultado? ¿cómo lo vas a conseguir?
  • A la hora de conseguir seguidores, céntrate en la calidad y no en la cantidad. Es preferible obtener un buen engagement por parte de tu audiencia que muchísimos followers que no te aporten nada.
  • En relación a la frecuencia de los tweets y las mejores horas de publicación, no caigas en la tentación de hacer muchas publicaciones porque puedes saturar a tu audiencia. Entre seis y diez tweets al día puede ser una cantidad efectiva. Aún así, es mejor apoyarse en herramientas, como Socialbro o Followerwonk, que analizan la mejor hora para realizar publicaciones, para que así puedas organizarlas.

Glosario de Twitter

  • Tweet: publicación que realizas en tu Timeline con una longitud máxima de 280 caracteres en la que puedes incluir imágenes y enlaces.
  • Timeline: el TL es dónde se ven las publicaciones de los demás y las tuyas propias por orden cronológico. Además, te aparecen tendencias y tweets compartidos y con “me gusta” de tus seguidores.
  • Following: la acción de seguir a una cuenta.
  • Follower: las cuentas que te sigues, tus seguidores.
  • Follow o Unfollow: cuando sigues o dejas de seguir a un usuario o, por el contrario, cuando un usuario sigue tu cuenta o la deja de seguir.
  • Followback: cuando un usuario te da follow y le sigues de vuelta.
  • Retweet: el RT es la publicación de otro usuario que tú compartes, ya sea añadiendo un comentario dando a la opción de citar tweet o solo retwitearlo.
  • Mensajes directos (MD): son los mensajes privados que puedes enviar a los usuarios que sigues o que tiene la cuenta pública, creando así conversaciones privadas. Pueden ser entre dos o más usuarios con la opción de crear grupos de conversación.
  • Menciones: cuando nombras a un usuario en tu tweet añadiendo el nombre de su cuenta (@usuario).
  • Respuesta: a través de esta opción puedes responder públicamente a los tweets que aparecen en tu TL. Ahora, existe la posibilidad de que los usuarios que ven tu respuesta, pueden indicar que el comentario es irrelevante. Esto provoca que tu comentario se desplace hacia abajo en la conversación y así tenga menos visibilidad, por lo que, si comentas, que sea información que aporte valor.
  • URLS acortadas: si pones un tweet con una URL, Twitter la acorta para que no influya en la cantidad de caracteres de tu publicación.
  • Hashtag: son etiquetas que clasifican los tweets por temas y tendencias para aumentar la visibilidad de tus publicaciones.
  • Trending Topic: son los temas más populares que siguen las tendencias del momento.
  • #FollowFriday: el hashtag #FF se usa los viernes para recomendar a otros usuarios que sigan una cuenta determinada.
  • Unfollow: cuando dejas de seguir a un usuario.
  • Vía: es la forma por la cual reconoces la fuente del contenido o la cuenta donde leíste la información.

Lo más básico de Twitter para novatos

Para que no cometas los errores más habituales a la hora de aterrizar en Twitter, te expongo los más comunes para que los tengas en cuenta y así puedas evitarlos fácilmente con las siguientes recomendaciones:

  • Actualiza tu perfil antes de empezar a publicar tweets para no crear una imagen de marca negativa.
  • Utiliza una imagen adecuada y acorde con tu marca.
  • No utilices esta red social solo como un medio para vender tu servicio o producto. Céntrate en conectar con los diferentes actores de tu sector y ganarte a tu audiencia creando un verdadero engagement, así conseguirás ventas de manera orgánica.
  • Realiza publicaciones de manera activa, pero sin pasarte, que no queremos ni saturar ni aburrir a nuestra audiencia. Lo efectivo suele ser entre seis y diez tweets al día, como ya te he comentado antes.
  • Utiliza hashtags de manera conveniente y sin abusar de ellos. Y tampoco abuses de publicaciones propias. De hecho, deberías compartir más contenidos de otras cuentas que publicar contenido propio.
  • No dejes de conversar con tus followers, interactúa constantemente con tus seguidores de manera instantánea, ya sea de forma pública o privada.
  • Sigue una estrategia natural de publicaciones y no te pases con las publicaciones automatizadas, es mejor hacerlo de una forma orgánica.

 

Como ves, adentrarte en Twitter es bastante fácil, solo tienes que ponerte a ello. ¿Y quién dice que no puedas reinar en la jungla de esta red social? Si crees que este medio es para ti, atrévete y ponte manos a la obra. Y, si tienes alguna duda, coméntanosla que para eso estamos, para ayudarte con alegría.